20.09.2019 -

La importancia de los biorritmos

¿Te has fijado que esta mañana ha salido el sol? Ha amanecido, el cielo se ha iluminado, los pájaros se han puesto a cantar, la ciudad se despierta y tú también. Empieza la actividad, el ajetreo, la algarabía. Todo se pone en marcha, se inicia un nuevo día. Se nos abren los ojos, se nos despierta la mente, nuestro cuerpo necesita movimiento… Así, hasta un rato más tarde que nuestra estrella declina por el horizonte, empieza a oscurecer, y poco a poco esa actividad casi frenética empieza a apagarse. Nuestros pensamientos son más lentos, nos sentimos más pesados, en especial los párpados, ¡ufff, cómo pesan los párpados!. Empezamos a tener sueño, se nos cierran los ojos, se apaga la mente, y solo tenemos ganas de tumbarnos y descansar. Eso, se llama BIORRITMO, el Ritmo de la Vida.

Todos los seres vivos están adaptados a ese ciclo del día y de la noche. Así como nuestro propio organismo, que sigue un patrón de actividad-descanso vinculado directamente con la luz solar. Hay luz, tendemos a la actividad; hay oscuridad, tendemos al descanso. Ese descanso reparador que nos mantiene en un ciclo constante de vida. Adaptarnos a esos ciclos, mantiene nuestra salud.

La Cronobiología, es la disciplina de la biología que estudia estos fenómenos periódicos en los seres vivos. Valorando, los ciclos temporales de los seres vivos, sus alteraciones y los mecanismos de regulación.

¿Sabías que, según la hora del día, nuestro cuerpo está más preparado para hacer algunas actividades u otras?

No tienes, por ejemplo, la misma capacidad de recordar algo a mediodía que a medianoche. O que tu estómago, está mas dispuesto a recibir comida a media mañana que por la tarde. O que tu temperatura corporal empieza a descender a las 9:00 de la noche. Y esta es buena, que el mínimo peso corporal se da sobre las nueve de la mañana (¡¡ya sabes cuándo pesarte!!).

Si no forzamos nuestro cuerpo y seguimos los ritmos naturales, viviremos mejor, mantendremos mejor aspecto y una buena calidad de vida. Por eso es tan importante dormir cuando sea de noche, jaja, ¡vaya perogrullada! En serio, es importante dormir ajustando tus horas de sueño para que las siete u ocho horas recomendadas coincidan al máximo con la noche y con la oscuridad. Es en ese momento cuando el cuerpo produce más melatonina, ingrediente básico en la regeneración de nuestras células.

Cuando vaya atardeciendo, prepárate para el descanso, enlentece, para, enfúndate un pijama, y… ¡a dormir!

Felices sueños.

Si continúas navegando por la web, aceptas el uso de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close